Blogia
Plenas

Romance de Manuela Sancho

                                       ROMANCE  DE MANUELA  SANCHO

 

1.-

Justo ochenta y cuatro años

después de mil setecientos,

en nuestro pueblo de Plenas

hubo un acontecimiento.

 

2.-

Era el dieciséis de junio,

Manuela Sancho nacía,

siendo la primera hija

de Juan Antonio y María.

 

3.-

El día de San Manuel

el párroco bautizó

a quien un día sería

heroína de Aragón.

 

4.-

Pasó la infancia jugando,

correteando por las eras,

por las calles y las plazas

del barrio alto de Plenas.

 

5.-

Pero ayudaba a su madre

yendo a la acequia a lavar,

cuidando a sus hermanicos

y haciendo en el horno el pan.

 

6.-

A su padre, labrador,

el almuerzo le llevaba.

Hiciera frío o calor,

ella nunca se quejaba.

 

7.-

Ya tenía doce años,

la niña se hacía moza.

la familia decidió

emigrar a Zaragoza.

 

8.-

Se vivía bien en Plenas

pero quieren prosperar,

y con lo más importante

parten hacia la ciudad.

 

 

 

9.-

En el carro se llevaron

ropa, enseres y animales,

y la ilusión por la vida,

que siempre es lo que más vale.

 

10.-

La senda de Los Serranos

a Manuela despedía.

Era difícil viajar

y jamás regresaría.

 

11._

La ciudad de Zaragoza

lucía espectacular

con sus murallas, sus torres,

sus iglesias y el Canal.

 

12.-

Edificios tan hermosos

y calles pavimentadas,

a nuestra joven Manuela

la tenían asombrada.

 

13.-

La calle Puerta Quemada

en el número cuarenta.

Con vecinos importantes

nuestra familia se asienta.

 

14.-

Como todas las muchachas

hacía vida normal;

alegre, fuerte y activa,

siempre dispuesta a ayudar.

 

15.-

Era una chica sencilla

sin ambición ni intereses.

¡Cuánto le cambió la vida

al llegarnos los franceses!

 

16.-

Y sonaron las campanas,

no eran campanas de fiesta.

Suenan porque los franceses

se encontraban a las puertas.

 

 

 

17.-

Así comenzó la guerra,

había mucho barullo,

preparando codo a codo

la defensa de lo suyo.

 

18.-

En mil ochocientos ocho

el primer Sitio empezaba

y Manuela diligente

los víveres les llevaba.

 

19.-

Con el general Castaños,

conseguimos derrotarlos.

Les ganamos en Bailén.

¡Qué tranquilos nos quedamos!

 

20.-

Alegría por las calles,

entusiasmo nacional.

La mejor fiesta del mundo 

es vivir en libertad.

 

21.-

Pero hay que ser cautelosos

y hay que reparar los daños.

Que dejarlo todo bien

es lo propio de los maños.

 

22.-

Defensores combatientes

de otros lugares vinieron

a apoyarnos con sus tropas

por si atacaban de nuevo.

 

23.-

Igual llevaba ladrillos

que les traía comida,

Manuela hubiera entregado

si era preciso la vida.

 

24.-

Otra vez llega noviembre

con su frío y su dolor,

y otra vez los enemigos

alimentando el terror.

 

 

25.-

Y las campanas temblando

vuelven a tocar alarma.

Se preparan las defensas,

las murallas y las armas.

 

26.-

Pero el ejército de ellos

parece muy numeroso.

Vienen dispuestos a todo,

más fuertes y poderosos.

 

27.-

Sus cañones imponentes

se adueñan de la ciudad

y destrozan lo que encuentran

sin dar muestras de piedad.

 

28.-

Dignos, fieles y valientes,

luchan los zaragozanos

y resisten combatiendo

con un tesón espartano.

 

29.-

Y los días van pasando,

las semanas transcurriendo,

el hambre les va cercando,

la enfermedad invadiendo.

 

30.-

Muchos hombres van cayendo

agotados en el frente

y a las mujeres les toca

luchar con uñas y dientes.

 

31.-

Manolica en San José

arremete con valor.

El convento se defiende

con arrojo y con honor.

 

32.-

Es tan notable su aplomo

y tan heroico su gesto,

que hasta las autoridades

premian su comportamiento.

 

 

 

33.-

Y por ello le concede

una medalla al valor

y una paga de dos reales

el general Palafox.

 

34.-

La guerra ruge en las calles,

se adentra casa por casa,

destroza, saquea, mata, 

y arruina por donde pasa.

 

35.-

Manuela coge el fusil

y cuerpo a cuerpo combate.

En la calle de Pabostre

por su vida se debate.

 

36.-

Una bala traicionera

el costado le atraviesa.

Al trasladar los cadáveres

la ven viva con sorpresa.

 

 

37.-

Medio muerta la recogen,

malherida la llevaron

hacia el Hospital de Gracia

con el vientre destrozado.

 

38.-

Allí, tendida y enferma

ve la cara de la muerte.

Aunque nadie lo esperaba,

se repone, porque es fuerte.

 

39.-

Mientras tanto, la ciudad

es presa del enemigo,

una tristeza profunda

se adueña de los vecinos.

 

40.-

Poco a poco Manolica,

va curando sus heridas.

Casa con Manuel Martínez

para rehacer su vida.

 

41.-

Después de muchas batallas

y mucha barbaridad,

los franceses abandonan.

¡Por fin nos dejan en paz!

 

42.-

Cabalgatas y festejos,

procesión y luminarias.

Aclamados los valientes,

el pueblo les da las gracias.

 

43.-

Zaragoza con el tiempo

vuelve a la normalidad

y Manuela se dedica

a tareas del hogar.

 

44.-

De repente queda viuda

y al poco se casará

con Don Joaquín Tapiaca,

de profesión militar.

 

45.-

De Plenas llegan visitas,

son paisanos y parientes.

Suelen llevarles noticias,

algún recado y presentes.

 

46.-

De nuevo se queda viuda

y otra vez vuelve a casar.

Santiago de San Joaquín

es quien la lleva al altar.

 

47.-

El hombre es guarnicionero

y trabaja en el Portillo.

En la calle San Jerónimo

han puesto su domicilio.

 

48.-

Manuela lleva la casa,

también ayuda al marido,

y se va haciendo mayor,

y va perdiendo el oído.

 

 

 

49.-

El Ayuntamiento en pleno,

casi al final de su vida,

le da su nombre a la calle

donde cayó malherida.

 

50.-

La calle Manuela Sancho

ha quedado inaugurada.

Los vecinos aplaudiendo

y Manuela emocionada.

 

51.-

Un día de aquel entonces

se hace una foto Manuela.

Es la única heroína

que sabemos cómo era.

 

52.-

Años después cae enferma

teniendo setenta y nueve.

La enfermedad no remite

y Manuela Sancho muere.

 

53.-

Tras una gran pulmonía,

el día siete de abril,

siendo las seis de la tarde

se despidió de vivir.

 

54.-

Al cementerio, en Torrero

la llevaron a enterrar.

La ciudad  de Zaragoza

la acompañó hasta el final.

 

55.-

Solemne es el funeral

que le deciden hacer,

se celebró en la Capilla

Real de Santa Isabel.

 

56.-

Manuela pasa a la Historia,

siempre será recordada.

En libros sobre Los Sitios

su hazaña queda plasmada.

 

 

 

 

57.-

Se inspiran en su coraje

muchos pintores y artistas,

que estudian su vida a fondo

y la hacen protagonista.

 

58.-

Varias décadas más tarde,

Benito Pérez Galdós,

un escritor eminente,

de Manuela nos contó:

 

59.-

Sus batallas, sus tragedias,

su entereza, su tesón,

la grandeza de su alma,

la luz de su corazón.

 

60.-

Transcurridos los cien años,

se celebra el centenario.

Zaragoza se engalana,

esto no pasa a diario.

 

61.-

Sus restos son trasladados

con otras valientes mañas.

Lo presencia Alfonso XIII,

siendo entonces Rey de España.

 

62.-

En la iglesia del Portillo,

Manuela, Casta, Agustina;

las tres juntas para siempre,

las tres nuestras heroínas.  

 

63.-

Queda su recuerdo vivo

en medio de la ciudad,

en la plaza de Los Sitios

y el Museo Provincial.

 

64.-

Tiene Plenas un legado

que llega hasta el corazón,

es la casa de Manuela,

donde ella nació y jugó.

 

 

65.-

Se ha convertido en Museo

para exponer y guardar

lo mejor de nuestro pueblo

que queremos enseñar.

 

 

66.-

Una descendiente suya

guarda con mucho primor

sus últimas zapatillas

y el calor de su mantón.

 

67.-

Tiene Plenas varias plazas,

pero una es especial.

Plaza de Manuela Sancho

se tenía que llamar.

 

68 .-

Manuela Sancho estará

para siempre en la memoria,

blasón del pueblo de Plenas

y clave de nuestra historia.

 

 

                                                          Mª Pilar Martínez Aguilar

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres